Recomendaciones de fechas de siembra según las características de algunas variedades de trigo pan

Cada cultivar de trigo pan tiene características particulares, ya sea por su ciclo, clasificándolos como largos, intermedios o cortos; por su calidad industrial (Grupos 1, 2 o 3) o por características morfológicas como altura, tamaño de espiga, color, etc.

Cuando se habla de ciclo de cultivo en trigo pan, se coincide que el momento más importante para lograr los mejores resultados (período crítico) se produzca en las mejores condiciones posibles. Comprende desde 10 días antes de floración hasta 15 días posteriores a ella. En el área de influencia de la CEI Barrow ese período debería ser ubicado entre el 20 de octubre y el 15 de noviembre, donde se debe asegurar que la floración se produzca con el mínimo riesgo de heladas tardías. Pero si también consideramos que se debería evitar el riesgo de un llenado de granos con temperaturas altas, lo cual haría caer la calidad comercial del trigo (Peso hectolítrico) y los rendimientos por un menor tiempo de llenado, es necesario que la fecha óptima de espigazón se ubique entre el 25 de Octubre y el 5 de Noviembre. Para lograr que se produzca en esa banda de 10 días debemos conocer el ciclo de los cultivares a sembrar para evitar corrimientos que disminuyan el potencial de rendimiento.

Para efectuar una correcta siembra se cuenta con la valiosa información de los criaderos que realizan ensayos de distintas fechas de siembra antes de lanzar al mercado cada variedad. En la CEI Barrow anualmente se realizan ensayos de 5 fechas de siembra para cada variedad que es sembrada en la zona. Esa información permite inferir con datos propios la ventana de siembra óptima, sub óptima y  no recomendada de cada variedad.  La fecha óptima es aquel período de tiempo donde se realiza la siembra que permita lograr una espigazón en el mejor momento para aumentar la probabilidad de mejores rendimientos. Esta información ayuda a decidir la fecha de siembra de cada variedad pero también definir su reemplazo cuando por algún motivo se retrasa la siembra, y es necesario cambiarla para no perder productividad. Un ejemplo de ello fue la campaña 2016/17 donde el  exceso de precipitaciones atrasó la cosecha de soja, generando retraso en la fecha de siembra. Los trigos de ciclo largo fueron los más perjudicados existiendo importantes diferencias entre variedades.

Dentro de las características genéticas a tener en cuenta existen 2 aspectos de los cultivares: la necesidad o no de acumular horas de frío (temperaturas entre 0°C y 7°C) entre la emergencia y el macollaje, y la alta o baja sensibilidad al alargamiento de los días (fotoperíodo).

En el cuadro N°1 se muestra la ventana de siembra de algunas variedades considerando sus características genéticas de adaptación.

En el cuadro N°2 se muestran algunas variedades comerciales de trigo donde, por información generada en siembras escalonadas desde principios de junio a fines de agosto se pudo ajustar las fechas recomendadas para nuestra zona. Se dividió en 3 décadas cada mes y la zona más oscura son las fechas óptimas de siembra.

Las variedades están divididas por ciclo. Las primeras son de origen francés, con necesidad de frío en macollaje, lo cual limita la siembra a no más de junio. Otras de ciclo largo, sin requerimiento de frío y con sensibilidad a fotoperíodo tienen una ventana de siembra mucho más amplia. De igual forma ocurre en los ciclos intermedios donde hay cultivares de origen francés con necesidad de frío y sin sensibilidad al alargamiento de los días que restringe su ventana de siembra entre 15 y 25 días (NOGAL, ALGARROBO y LAPACHO). En cambio otras, sin requerimientos de frío, son más flexibles y pueden tener entre 30 a 40 días para ser sembradas (METEORO, MS INTA B 514, ACA 602, BAGUETTE 601). En los ciclos cortos también existen diferencias, podemos dividir entre los corto-intermedios (FUSTE y SY300) y los cortos típicos (K. RAYO, CEIBO, MS INTA 815).

Conclusiones

Se pueden encontrar en el mercado y recomendadas para nuestros ambientes más de 70 variedades de trigo pan, lo cual hace que exista una gran variabilidad genética, posibilitando encontrar cultivares para cada ciclo o circunstancias de siembra. Es importante que el productor/asesor conozca las características de los cultivares a sembrar, pudiendo ubicar a cada uno en su fecha correcta.

Galería de imágenes